La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Celler Sirot, el lugar de nacimiento del vino de cereza

Posted 13/08/2018

La Vanguardia

Read the rest of this entry »

Vi de cirera? Només al Baix Llobregat

Posted 13/07/2018

 

 

 

 

 

 

 

 

Vi de cirera? Només al Baix Llobregat

 
Torrelles, Sant Climent i Santa Coloma de Cervelló són terres de conreu de cirera, el ‘producte estrella’ de la zona com ja passa a llocs com el Valle del Jerte, a Extremadura. La diferència és que Josep Badell, fundador i propietari de les Bodegues Badell Herrera, ha creat una nova varietat de vi, única a la comarca, a Catalunya i a Espanya: vi de cirera.

 

Vaig agafar el cotxe i vaig endinsar-me pels camins de Torrelles, al costat de Barcelona i la seva àrea metropolitana, però cada cop que m’apropava més a la Masia Can Pi, és a dir, al celler Sirot o les Bodegues Badell Herrera –segons si agafem el nom comercial del vi o el nom complet del celler-, semblava que estava arribant a un port de muntanya del Prepirineu. S’ha d’anar amb cautela si poses el GPS, perquè t’envia per un camí 4x4 per l’avinguda Torrelletes, ple de pedres i terra, encara que hi ha un camí asfaltat pràcticament fins a la masia per la urbanització Güell de Torrelles.

En arribar, vaig aparcar a l’entrada de la finca i vaig caminar uns 100 metres per un camí de terra fins a la masia on m’esperaven Josep Badell, la seva dona, la seva filla petita i dos gossos que van ser els primers a rebre’m. Vam seure a la taula de fusta al costat de la porta de la masia i em va explicar el que feien.

La idea va sorgir per accident

Badell em va explicar que tot va sorgir perquè sa mare “va fer un dia un suc de cirera en un pot de cigrons”, però no li va agradar i el va deixar a la nevera. Mesos després, per a la sorpresa de Badell, no era dolent, sinó que estava fermentant i fent-se vi. Així és com va sorgir la idea que anys més tard va portar Badell i la seva família a fer el primer vi de cirera del país el 2010 i sortir al mercat al 2016. Tota una casualitat que es repetiria anys més tard amb el vinagre. “Jo tirava el vi al terra quan el tastava perquè la casa fes olor a vi i llençava el que es feia malbé, però després vaig pensar que podria fer un vinagre de cirera molt bo”, explica l’amo de Sirot.

Aquest accident l’ha portat a crear un vi únic, diferent a com el coneixem: no és de raïm, sinó de cirera, i el fa madurar nou mesos en bóta de roure francès, en un celler petit a la planta baixa de la masia on viuen. La producció a l’any d’ampolles està al voltant de les 2.000 o 3.000, una producció molt limitada d’on surt no només el vi únic. També aprofita les cireres per fer licor, vinagre i, òbviament, també les ven a granel.

El vi de cirera no té gust de cirera

Badell m’ofereix el seu vi per tastar-lo. L’ensumo, però en donar-li el primer glop li dic: “Pensava que tindria gust de cirera!”. Ell, amb un somriure a la cara –possiblement perquè ja havia sorprès a més gent el seu gust no cirerer-, em diu: “És veritat que no té gust de cirera, però el vi té gust de raïm?”.

Realment aquesta afirmació em va impactar, però a primera vista tenia raó. “Tant el de raïm com el de cirera són producte d’un procés de vinificació basat en la fermentació alcohòlica. Després d’aquest procés, ni el raïm és raïm, ni la cirera és cirera. Ambdues hauran patit un procés de transformació que dóna com a resultat una beguda alcohòlica, àcida, amarga i amb certes particularitats heretades de la fruita d’origen: en el nostre cas la cirera”, va concloure Badell per explicar-me perquè tenia gust de vi i no a suc de cirera, com molts suposarien.

Read the rest of this entry »

Sirot, uno de los tres vinos preferidos por los lectores en 2016Sirot, uno de los tres vinos preferidos por los lectores en 2016

 

 

 

http://www.cerodosbe.com/es/destinos/gastronomia/los-vinos-preferidos-por-nuestros-lectores-en-2016_19170_102.html

 

http://www.cerodosbe.com/es/destinos/gastronomia/sirot-el-primer-vino-de-cereza_18873_102.html

 

Dos perfils complementaris. Josep Badell i Eduard Piñol, les dues cares de Sirot, tenen perfils totalment complementaris. Des que van iniciar la seva societat, el primer es va bolcar en l'àrea tècnica i creativa, i el segon en els números. "Cadascun té molt clar què sap fer i què no", confirma Piñol. 

 

EVA MELÚS / BARCELONA 

DIUMENGE, 16 D'OCTUBRE DEL 2016 - 12:43 CEST

 

El celler Badell Herrero té la seu a la Masia de Can Pi de la Serra, a Torrelles de Llobregat, un dels vèrtexs d’un triangle famós per la producció de cirera format també per Sant Climent de Llobregat i Santa Coloma de Cervelló. La petita empresa ha invertit 100.000 euros en maquinària i matèria primera per obtenir la seva primera anyada, unes 15.000 ampolles.

El seu primer criança ha sigut guardat en barrica de roure durant nou mesos i cada ampolla costa 26 euros. És sec, afruitat i molt aromàtic, amb la presència i els matisos d’un vi de raïm de qualitat. Són pocs els paladars capaços de detectar que no està fet de raïm, sinó de cirera. «No és un licor ni un suc. És vi de cirera i pel que sabem, l’únic al món», explica el seu creador, Josep Badell.

Badell, un realitzador d’audiovisuals de 42 anys repetidament premiat, ha sigut sempre, segons les seves pròpies paraules, «el paio de les idees boges». Va pensar a criar estruços, a instal·lar estanys perquè el públic hi pogués pescar i cuinar el seu propi peix o va calcular a consciència els fluxos de ciclistes per emplaçar el bar perfecte de ruta.

Un suc oblidat

A la masia familiar el van deixar fer mentre ideava mil formes d’aprofitar els grans excedents de cirera, cosa a la qual al Baix Llobregat estan acostumats. Fins que un suc oblidat a la nevera va fermentar i es va transformar en una cosa semblant al vi. «Potser aquesta idea sí que et funcionarà», va observar la mare de Badell, amb l’innat sentit comú que solen tenir les mares. 

Badell va investigar durant cinc anys, treballant amb processos ecològics i seguint l’agricultura biodinàmica, fins a crear un producte nou. El 2015, va convocar un Verkami. «Dels 6.000 euros necessaris, en vam aconseguir 3.000». No obstant, el projecte es va encallar per falta de finançament. Fa poc menys d’un any, quan Badell estava a punt de tirar la tovallola, algú li va presentar Eduard Piñol. En un municipi com Torrelles, que no arriba a 6.000 habitants, era lògic que s’acabessin trobant. Si Badell havia estat buscant un projecte que li permetés escapar-se de la ciutat, Piñol estava igualment en plena reinvenció.

Després de treballar durant 25 anys coordinant l’àrea del sud d’Europa d’una gran multinacional, el financer va decidir deixar-ho tot per passar més temps amb la seva filla. «Tothom es pensava que m’havia tornat boig al deixar una gran feina i en una mala edat, després dels 50 anys, però el projecte de Sirot era el que estava buscant», revela ell.

Badell estava «escèptic», afegeix Piñol. «Ja havia parlat amb molta gent que semblava que podria ajudar-lo i al final tot havia quedat en no res», assenyala. Piñol va arribar a un acord per obtenir un préstec per arrencar el negoci, que ara comparteix amb Badell al 50%. La nova marca acaba de sortir al mercat amb dos vins, un criança i un negre, i també les primeres 1.200 ampolles del seu vi dolç sortiran a la venda. Ofereix a més a més dos vinagres de cirera. «La conjuntura és bona. Catalunya està plena de cuiners de prestigi amb ganes d’inventar i que estan buscant coses noves, com el nostre vi de cireres», assenyala Badell.

Actualidad

Los diez productos que más nos han llamado la atención esta semana

Redacción
Redacción 27/10/2016Comentarios
Durante estos últimos días, la gastronomía ha conquistado Barcelona con la celebración de diferentes ferias y certámenes. De todos ellos, te traemos una selección de los productos que más llamaron nuestra atención.
 
Quizás no sean los más innovadores, puede que tampoco los pioneros pero de un modo u otro, nos han parecido originales, acertados o simplemente curiosos.  ¿Vino? de cereza, pajitas que se comen, potenciadores de sabor naturales, palomitas de gin-tonic, infusiones líquidas o el tan de moda baobab… toda una secuencia de ingenios gastronómicos que, como mínimo, generarán sorpresa en cualquier cena entre amigos.

 

SIROT4Vino de cereza Sirot – Bodega Badell Herrero
Sirot es un vino negro seco elaborado íntegramente a base de cereza. Lo firma Josep Badell un realizador de tele que pasó su infancia en los campos de cerezos familiares en Torrelles de Llobregat y supone una innovación mundial en sus dos variedades: Sirot y Sirot Ciranza. El primero pasa tres meses en barrica de roble y el segundo nueve.
Marca: Sirot
Formatos: 75 cl
Precio: consultar
 

 

 

 

Jordi Català

Ver Instagram

Barcelona

06/11/2016 - 17:13h

Del 23 al 26 de octubre se realizó, junto con la Feria Hostelc (feria al servicio de la hostelería), la edición número 19 del Fórum Gastronómico, muestra que se celebra alternativamente en las ciudades de Girona y A Coruña. Esta feria del buen comer y buen beber, que nació en Vic en 1999, se ha convertido en una de las mayores expresiones gastronómicas del mundo.

Y entre las diversas novedades del Fórum también aparecen algunas singulares o insólitas, como es Sirot el primer vino realizado a base de cerezas, del mundo.

Sirot es un vino de crianza que se inició en 2010 y en su versión embotellada procede de las añadas 2014, 2015 y 2016, excelentes cosechas de cereza, que no tiene nada que ver ni con zumos ni con licores, y ha pasado por una fermentación alcohólica y una maloláctica, como cualquier otro vino, a pesar de que la materia prima -dos kilos de cerezas por botella-, es mucho mayor que en estos.

Los productos de Sirot han envejecido en barrica de roble francés durante nueve meses, y presentan unos aromas y sabores en línea con muchos vinos de uva de calidad, hasta el punto de que es muy difícil distinguirlos de entrada en una cata ciega, salvo porque los recuerdos a cereza que aparecen en las catas de tantos vinos aquí son mucho mayores.

Su aportación organoléptica revela un vino muy seco, contrariamente al dulzor que se le presupone. Se le percibe, sobre todo, afrutado y con un despliegue aromático importante, y por supuesto su volumen de alcohol, un 13%, es también parejo al de muchos vinos con grado. Su presencia es idéntica a la de cualquier vino de uva, por su color, densidad y brillo. Poco hace pensar que este sea un vino con un origen tan especial.

La idea de dos personalidades diferentes

Los creadores de Sirot son también socios al 50% de la bodega: Josep Badell y Eduard Piñol, con procedencias muy diferentes. Badell, el responsable del área técnica y (podríamos decir) enológica, procede del mundo de la comunicación, fue realizador de audiovisuales (muy reconocido y premiado en su sector) y Piñol viene del campo de las finanzas, en el que había trabajado durante 25 años, y se encarga de la contabilidad y el marketing. 

Badell descubrió por casualidad las posibilidades que brindaba un zumo de cerezas en fermentación natural, y a partir de aquí surgió la idea de desarrollar este proyecto que le llevó cinco años de investigación trabajando con procesos ecológicos y biodinámicos.

La financiación no fue fácil y el proyecto pasó por muchas penurias económicas hasta conseguir su desarrollo a partir de una inversión de 100.000 euros en maquinarias y materia prima, que ha permitido llegar a una producción de 15.000 botellas.

La nueva marca ha presentado dos vinos de características diferenciadas, un crianza y un tinto joven; y en breve espera colocar en el mercado unas 1.200 botellas de vino abocado, siempre de cerezas. Sirot además ofrece dos vinagres de cereza, un balsámico y una reducción. 

Badell Herrero, la bodega donde nació Sirot, tiene su sede en la Masia de Can Pi de la Serra, en Torrelles de Llobregat. Esta pequeña población cercana a Barcelona es una de las tres grandes capitales de la cereza del Baix Llobregat, junto a Sant Climent de Llobregat y Santa Coloma de Cervelló, en un entorno junto al río Llobregat y cerca del Garraf que invita a una visita…enogastronómica.

Colección de los vinos de cereza Sirot.
 
 
 
Materia prima

¿Vino de cereza que no sabe a cereza? Sí, existe

  • Se llama ‘Sirot’ y, según su creador, es el primero de su especie
¿Vino de cereza que no sabe a cereza? Sí, existeJosep Badell con su ‘Sirot’ (Pep Sancho)
 

07/10/2016 06:00 | Actualizado a 07/10/2016 17:42

“En España no se ha hecho ningún vino como este. No he encontrado en el mundo otro vino seco de cereza, que no sea dulce”. Sirot es, según su creador, el primero de su especie.

Este fin de semana se presenta al público, se podrá probar y se comercializará por primera vez en la Fira Ápat que se celebra en la cúpula del Centro Comercial Las Arenas, en Barcelona; y también se hablará de él en el próximo Fòrum Gastronòmic de Barcelona, del 23 al 26 de octubre. El primer vino de cereza llega con fuerza.

Josep Badell es realizador audio-visual, trabaja en televisión pero también hace producciones propias, documentales, anuncios… Pero la vida de ciudad no le encajaba.

Se encontraba con dos necesidades: encontrar alguna actividad de la que vivir en el campo y aprovechar los excedentes de cerezas de las fincas familiares en el Llobregat. “Mis padres tenían que tirar quilos y quilos de cerezas de buenísima calidad, porque el mercado estaba saturado. Había que sacar un rendimiento de estas frutas”.

Las fincas familiares de Josep Badell en el Llobregat
Las fincas familiares de Josep Badell en el Llobregat (Sirot)

Empezó elaborando mermeladas, helados y zumos con los frutos que iban sobrando. Y llegó la casualidad o el error que encendió la gran idea. “El zumo no nos gustó demasiado, lo olvidamos en la nevera, y al cabo de 15 días me di cuenta de que estaba fermentado. Con eso me di cuenta de que ese líquido era perfectamente vinificable”.

Aprender a hacer vino desde cero no es fácil. Por eso Josep lleva seis años experimentando con cada paso del proceso. Ha hablado con enólogos, someliers, profesionales de la cocina…y ha investigado mucho. Incluso ha tenido que adaptar maquinaria de la uva a la cereza, mucho más difícil de prensar, por ejemplo. “Hemos tenido que hacer un poco de McGyver para conseguir lo que queríamos”.

Sirot
Sirot (Pep Sancho)

Ese proceso le ha inspirado para diseñar las etiquetas de Sirot con dibujos de máquinas davincianas. Él mismo, con estudios de Bellas Artes, ha sido el artífice de la imagen.

El proceso de elaboración del Sirot es muy similar al del vino de uva, aunque con alguna particularidad. “Esperamos que la cereza esté bien cargada de azúcar para llegar a los 13 grados (de alcohol). Esta fruta la desmenuzamos con una máquina especial, la fermentamos durante un mes aproximadamente, separamos la pulpa, ponemos el jugo en barricas para hacer la crianza, y embotellamos”.

El Sirot 2015 tiene 9 meses de crianza en barricas de roble francés. Crianza de zumo de cerezas recogidas de árboles que en muchos casos tienen más de 30 años de antigüedad. Curiosísimo.

Sirot
Sirot (Sirot)

Y la gran pregunta… ¿A qué sabe este vino? ¿Qué dicen los expertos de Sirot? “Colábamos botellas nuestras en las catas a ciegas de vinos con especialistas, y cuando llegaban a nuestra copa notaban particularidades. Se despistaban porque no sabían el terroir, o la variedad (de uva). Pero coincidían en la calidad. Y cuando se enteraban de que era vino de cereza se quedaban totalmente sorprendidos”, cuenta emocionado Josep.

Igual que el vino no sabe a uva, el vino de cereza no sabe a cereza. Es un tinto afrutado y muy aromático. Algunos grandes restaurantes ya se han interesado en incluir el Sirot en su carta. Notas de vainilla, de almendra verde… matices inesperados. Pero el maridaje no es difícil.

Han encontrado platos de carne y pescado perfectos tomar con este nuevo vino, y también es perfecto – cuentan – para postres con chocolate. Ahora Josep vive en la Masía Can Pi de la Serra, rodeada de cerezos en Torrelles de Llobregat.

Compagina el huerto y la ciudad, la vida de campesino y la de realizador audiovisual. Su sueño de futuro es que el Sirot triunfe y pueda seguir con sus pasiones: gusto, olfato y vista. El paladar y la imagen.

Cookie Policy

This site uses cookies to store information on your computer.

Do you accept?